sábado, 22 de mayo de 2010

Que 38 años...no son...nada...


Los últimos coletazos del día de mi “cumple” y con resaca de…cariño, amistad, risas…y felicidad…soy feliz, sigo siendo feliz…yo soy así, así seguiré y como me han dicho varios AMIGOS hoy, en sus felicitaciones, nunca cambiaré…y así, precisamente culmina un día estupendo y corto, muy corto…

Y...bueno, ya soy mayor de edad, ya puedo votar…ja,ja,ja,ja…

Esta mañana cuando me levanté un olor muy, muy característico en mi casa en este día me hizo retroceder en el tiempo, volver atrás en los años, ponerme un poquito melancólica y hacerme recordar paso a paso una escena de mi vida…pensaba, me acordaba y veía a mi padre en la encimera de la cocina fumándose un ducado, mi madre organizando la cocina y yo haciéndome mi café…y el olor que me trasportó…ese olor: el aroma entremezclado de la tarta de galletas mojaditas en chocolate, flan y un poquito emborrachadas en café….mmmm, deliciosa…como se derrite en mi boca cuando me la comí esta tarde con el café…

Y justo, mientras tomaba mi café de la tarde pensaba cómo han pasado los años en un ir y venir, sin darme cuenta…y al terminar y mirarme al espejo mientras me limpiaba los dientes, me veía reflejada, mi cara, mi rostro…mis ojos, brillantes emocionados y nostálgicos;y, una sonrisa, una gran sonrisa…al observar la mujer que soy, en la que me he convertido e intentando adivinar en mis facciones en lo que me convertiré…y he descubierto, que creo que me gusta…me gusta, me gustaaaaaaaaa... porque cada día soy más mujer, cada día me comporto más como tal, pero sobre todo me gusta porque esta mujer, que se refleja en el espejo, y que soy yo misma… mientras más tiempo pasa, más se parece a mi madre y eso, es, realmente, lo que más me gusta…
Ser como ella, sin cambiar nada, absolutamente nada, pues para mí es un orgullo. Ella que me dió la vida, ella que me cuida, ahora por partida doble... eso sí vigilada atentamente por mi “ángel de la guarda”, ella es con la que riño un día sí y otro también…y ella es a la que quito la razón, aunque casi siempre o siempre la tenga…
Ella, mi madre a la que adoro y quiero es a la que dedico este día...y hoy me siento muy orgullosa cuando me veo más parecido a ella…y yo muy contenta en llegar a convertirme en la gran señora que es ella…MI MADRE…

Y así ha transcurrido un día muy importante en mi vida, mi cumpleaños, lleno de alegrías, tristezas, momentos, charlas...
Y así de un chasquido... ya pasó ya soy un añito mayor, quizás tenga una arruguita más...y la vida sigue, y la vida continúa y yo sigo viviendo, sigo soñando, sigo siendo cada día más yo misma y sigo siendo feliz… en un momento maravilloso…mi momento…con una sonrisa, mi sonrisa y un brillo deslumbrante en mis maravillosos ojos verdes, es que no tengo abuela…


Controlia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...