lunes, 20 de junio de 2011

SUPLICO...




Suplico ser dueña de tus silencios,
poder contemplar el brillo de tus ojos a través del espacio y del tiempo;

Suplico ser dueña de tu mirada, del color azul de esos tus ojos que se clavan en mi pupila y a través de ella me transportan y me llevan hasta el fondo de tu alma;

Suplico habitar, una vez que he logrado adentrarme en tu corazón, y permanecer en él eternamente, suplico habitarlo sin ocupar ni lugar ni espacio concreto y exacto, quiero así sólo ser perpetua en él y en ti, en ti y en él;

Suplico poder acariciar tu cuerpo entregado a mí dejando actuar libremente al amor sin más pensares, con desmedidas y sin mesuras que viviendo pasiones, viviendo placeres, viviendo impulsos, viviendo entusiasmos y siendo fanáticos de un amor, ese amor;

Suplico tener un cuerpo a cuerpo contigo y sumir nuestros más íntimos deseos en un afán común y nuestro de juntar nuestras vidas, fundir nuestras almas, aunarlas en un sólo espíritu y extasiados estar hasta que mi cuerpo una vez envuelto en el tuyo se desplome inerte dejándonos hacer en el lenguaje corporal del amor certero y verdadero con amores eternos;

Suplico que al escuchar un canto, una melodía, sea tan sólo un rumor, un susurro, un murmullo de nuestros diferentes espasmos;

Suplico que cuando a mis oídos llegue una canción que a ti me recuerde sea como un soplo y una exhalación de todos y cada uno de tus jadeos y gemidos en los míos envueltos.
Mientras me desvivo, ansío y anhelo todos y cada uno de ellos;

Suplico así el poder musitar en tu oído letras envueltas en la mejor de las melodías susurradas y poderte así provocar;

Suplico poder imaginarme en tus sueños, ser dueña de tus entrañas, poblar tu vida, habitar en tus días y estar perenne en todos y cada uno de tus pensamientos invadidos a través de tus sentidos;

Suplico y así quiero y deseo pensar una y mil veces en todos y cada uno de tus susurros, gemidos, latidos y palabras y adormecerme con ellos y entregarme a ellos y poder grabarlos en mi cuerpo, mi alma y mi mente por siempre;

Suplico que así, siempre estés y estarás conmigo, en mí...
Suplico y sin suplicar y sin mis suplicas te digo que te tengo, que no te olvido y que te necesito...
Suplico y sin suplicar y sin mis súplicas sé que te tengo, sabes que me tienes y jamás en el olvido sino presente en tu realidad más latente...
Suplico y sin suplicar y sin mis súplicas no nos retenemos, jamás nos retuvimos y tan sólo nos habemos...
Suplico y sin suplicar y sin mis súplicas el disfrute es nuestro, es la esencia de todo lo nuestro, la esencia de esto, la mejor de las esencias, la mejor de las historias, esto nuestro, de esto nuestro que fluye eternamente, por ahora y por siempre...






“El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada....y así nació nuestro mundo, pequeño mundo cuando por primera vez nos...besamos, cada vez que nos...amamos...”


Wikio


votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...