martes, 15 de marzo de 2011

La sonrisa de un niño...





Días rojos, días grises, días marrones, días inhóspitos, días turbios, días turbados, días que obnubilan mi verde mirada...nubarrones que enturbian mi mirada, nubarrones que desdibujan mi sonrisa del rostro, nubarrones que eclipsan un diario, un día a día y de repente...chas, todo cambia y se traspapela y te encuentras de bruces con: una sonrisa...la sonrisa!!!!!!

Y podía ser la tuya, pero en este caso no lo es....es otra sonrisa.

Una sonrisa limpia, pura, sincera, alegre, dulce....seguida de una gran carcajada...e inevitablemente te hace reír, te hace olvidar los nubarrones y sale el sol.
Una sonrisa dulce, una sonrisa que despierta ternura; una sonrisa en la que ves aparecer la pureza.
Una sonrisa que te hace evocar tus recuerdos pasados y los hace presentes, más bien omnipresentes y te llena de una melancolía atrevida, extrema y eterna de momentos y placeres vividos convirtiéndolos en cotidianos.
Una sonrisa que te hace reír, sonreír a carcajadas de manera espontánea, sin premeditación.
Una sonrisa que te colma de sentimientos buenos, sin maldad, sin conveniencias sin medidas.
Una sonrisa que es angelical, es la sonrisa de un niño la que te empapa de alegría la que es bella y te hace bella y ese brillo te transporta te llena de esperanza te colma de sueños y crees en ellos llevándote a la infancia y llenándote de ilusión, ternura y vida...y sólo es una sonrisa...

Una sonrisa que te hace que no te puedas reprimir y estalles en una gran carcajada riéndote del mundo de los problemas que no lo son y de las soluciones que no te interesan...

Una sonrisa que evoca en mí un ser de ensueño, angelical y lleno de sentidos motivados y sentimientos despertados, comprendiendo que los seres humano somos también seres de ensueños pobladores de sueños y tejedores de ideales que se convierte en anhelantes sueños de deseos que primero se sueñan y después se realizan sin freno ni marcha atrás permitiéndonos ser felices, sin darles cabida a los miedos.

Una sonrisa en un niño que evoca en mi pensamientos y deseos olvidados pero no borrados sino adormecidos que se dejan despertar por una sonrisa de un ser angelical.
Una sonrisa de un niño que en mí evoca intenciones de ser asidua la felicidad a mi felicidad empezando o continuando a dibujar sonrisas a desdibujar penas y mandarlas al carajo.

La sonrisa de un niño te recuerda que la vida está repleta de circunstancias que inciden en tu día a día esgrimiendo y sobresaliendo tus ansias de beberte la felicidad sorbo a sorbo con miles de besos.
La sonrisa de un niño me ha contagiado un virus de alegría exagerada, de felicidad infinita, de positivismo sin retorno y ha convertido mi mirada en un verde intenso y brillante y sólo por eso por ver, tener delante y escuchar....la sonrisa de un niño...
La sonrisa de un niño me ha hecho volver al ayer, un ayer que recuerdo con aros de nostalgia bañados con la alegría del tiempo vivido y acontecido que marcó un tiempo una época, mi tiempo y mi época y que me servirá para plantar-le cara al futuro, al aquí y al ahora y sonreír, no dejar de reír sólo por eso...la sonrisa de un niño....










...”Días rojos...si no te gusta el color de tu vida atrévete a cambiarlo”...”Sólo hay que creer”...




Wikio


votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...