lunes, 11 de junio de 2012

Sensaciones con sentido...




A la luz de la inmensa luna que me envuelve, no consigo verte;
cara a cara no consigo mirarte y mis nubes me invaden imperturbables.

Y mi sol nubla la vista con su destello y mis ojos son apenas un atisbo de tinieblas.

La luna presiente mi desazón y es en su brillar más que en mi aurora, me hace despertar de mi letargo y así esperar a mi sol, que con embriagadora presencia a sabiendas me eleva, embelesa y me cautiva.

El día y la noche transcurren y pasan errantes y repletos de no muy densas neblinas, que azarosas se desprende y con mis risas se evaden de mi entorno, dejándome con una inusitada y esperanzadora alegría.

Presencias austeras, pueblan diversidad de mentes volviéndose inertes y perennes.

Dudas y sombras deambulan sin premisa en un ir y venir de destellos enfermizos de recuerdos melancólicos, que tan sólo logro evadir con el tenue lamento del crujir de una puerta que se abre a la ternura, sin tibiezas.

La vida es incierta, la vida es indecisa, la vida es indescriptible en lo relativo al querer y al sufrimiento y los momentos de éxtasis pleno, tan sólo son apenas palpables, si los vivieres en un instante y en cambio aún siendo pragmáticos, se rememoran a través de tiempos ilimitados.

El devenir de los tiempos es largo, es austero e incluso impredecible; cuan imprevisible como lo es mi sentir por desear tener un tacto deseado y altanero.

En la lejanía se atisban, dos razones poderosas de corazones y entresalen dos almas que se sienten y es, al unísono cuando ambas, se elevan al culmen de los placeres; eximiendo las espinas y sollozos en templanza y desvelo.

La luna es testigo de innumerables sonsonetes, la luna es fiel espectadora de corazones raudos y la luna está expectante de veloces palpitaciones por causa de encuentros y desencuentros.

El pasar de las horas, el acaecer de los tiempos, el acontecer de ilimitados e indecisos pensamientos que pueblan nuestra mente y la colman de zozobra sin egoísmos, con tan sólo apoteosicos acercamientos, a veces irreales y otras veces que se verán y son acontecidos por el mero hecho de un cara a cara de dos almas ubicadas al unísono, que al compás de sus latidos, no se adormecen y que sueñan en realidades inmensas.

Los sueños, las realidades pueblan mentes en apariencia pero no por ello, son en modo alguno, manera de vivir alegremente sino formas endiabladamente adquiridas para el acontecer no tan tierno y puro de la realidad maldita que se doblega ante el amor puro, eterno e infinito.










Wikio
votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...