sábado, 22 de diciembre de 2012

Las Navidades Pasadas...




Sentimientos contradictorios se deslizan en y por mi mente y el rechazo a la celebración navideña se sigue haciendo presente.

Siempre me gustó la Navidad, cuando era alegre, cuando me era alegre.

Cada año que pasa intento, en vano, vivir plenamente aquella sensación de esa niña rubia de ojos verdes de antaño que se ilusionaba con la Navidad, estaba colmada de felicidad a raudales y con todo, con cualquier nimiedad era la más afortunada de todos en el mundo mundial.

Miles de sensaciones se agolpan en mi cabecita, aún loca, infinitos sentimientos contradictorios se distorsionan y dispersan en mi mente y ninguno de ellos, se queda ni sobresale ni se elimina o fulmina para siempre.

La Navidad, es una época del año, con luces, alegría, diversión. Satisfacción y mucho ruido y pocas nueces; y es un momento de innumerables sombras que se atisban en el horizonte y se hacen demasiado presentes y corrientes.
Todos reímos, todos somos felices, todos nos divertimos, todos salimos, nos socializamos y nos gastamos cantidades de dinero en miles de “cosas” y numerosas situaciones que, repetidas veces, ni nos apetece hacer, ni estar, ni vivir; tan sólo porque toca ser feliz, pasarlo bien y sonreír.

Todos los años me prometo a mi misma hacer lo que yo quiera, lo que me apetezca y comportarme según mi criterio...y plas, hago lo mismo decir que no me gusta esa época del año y que quiero que el tiempo no solamente pase sino vuele y sea ya ocho de enero...¡¡¡por lo menos!!!

Pero...ahora que lo pienso y recapacito, a mi de toda la vida me ha gustado la Navidad, cuando íbamos a comer con mis abuelos, estaba mi “Tita Marisa” y bailaba y su marido la miraba sentado en la silla...ja,ja,ja...y si me gustaba...¿qué pasó? ¿qué ha pasado?...

No me atrevo, en realidad, ni a pensarlo...

Hubo un tiempo, hubo una vez...había una vez una niña que era la más dichosa y feliz de este mundo entero y que disfrutaba con el árbol de navidad, el nacimiento, ese portal puesto con tanta ilusión y que movíamos mi hermano y yo un día si y otro también...disfrutaba con fiestas hechas en las cocheras o algo parecido y con todo lo relacionado con...Navidad.
¿Qué sucedió?...que la niña se hizo mayor y descubrió que el tiempo pasa demasiado deprisa, que hay ausencias irreemplazables y que la Navidad es sólo una época más del año y y y que debes y tienes que vivirla, ser feliz, sonreír sin importarte el número de luces de colores de las calles que nos rodeen, y no olvidando que las pasadas navidades siempre serán más auténticas; pero, por si no hay próximo año y próxima Navidad...disfrutemos, vivamos y sintámonos los más felices brindemos por todos los que no están en presencia pero que permanecen con nosotros, hagamos lo que ellos harían y lo que nos dictan desde el corazón donde siempre habitan, pues son y serán eternos como todas y cada una de las sonrisas que esbocemos de aquí hasta el siete de enero que no se quede ahí, que continúe, y que sea sólo un tiempo mínimo; así pues...Feliz Navidad!!!!!


Bueno pues, eso un añito más dedico este post navideño a toda esa gente que me sigue y me lee, a los que no, a los que pululan de pasada, a quienes sólo observan y toman nota...señal de que es bueno...je,je...

Dedico todo esto a quien está siempre a mi lado...contigo en la distancia...y me apoya en cada cosa que hago, sea cual sea...a mi poeta y genial amigo, Paco...Mi Esveritate y Mi Kokoro...

A todos mis amigos y amigas, mi familia y mis compis de redes sociales con los que me relaciono más a menudo y con los que no...

Y a mi mami y mi hermanito con quien pasaré unas maravillosas “Navidades Pasadas” estupendas acompañadas del mejor de los recuerdos, mi padre, a quien le encantaba la Navidad...por él y por mis abuelos que no están....Feliz Navidad!!!!

Wikio
votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...