viernes, 24 de septiembre de 2010

UNA DUCHA, EL AGUA…TU Y YO…


Me evado cada vez que mi ducha diaria se convierte en una rememoración de nuestro encuentro…
Me evade pensar que el agua forma parte de ti y quiere invadirme y formar no parte de mí, sino ser casi, yo misma…
Me evado al pensar en ti como mi recuerdo diario, mi omnipresencia más sentida y mi deseo más ansiado
Me evade el pensar que tú también lo haces, y estos momentos me evaden y me relajan por saber que nuestro deseo mutuo nos une y nos perdurará por siempre jamás…

Y así comienza mi ritual de ti y contigo…

Dejo que el agua caiga lentamente sobre mí,
Dejo que el agua me recorra,
Dejo que el agua se pasee y
Dejo que deambule sobre mi piel aterciopelada y me acaricie…
Dejo mis ojos cerrados, que me hagan pensar más en ti y que la humedad de mi piel se apodere de mi y invada cada rincón de mi alma…
Dejo mis ojos cerrados y así sus caricias se vuelven intensas, leves y con ellas me siento tan adormecida…que casi tengo el cielo en la tierra…

Las gotas de agua me resbalan dejando constancia de que son la presencia de un recuerdo, tus suaves manos y dedos torneando en mi piel humedecida de deseos de tus caricias mientras saboreo con mis labios tus dulces besos, en un boca con boca sin final sin salida…

El agua me abraza como tus brazos lo hacían a través de esas, tus caricias; uniendo nuestros cuerpos y sintiendo yo con ello en un puro éxtasis entre mezcla de sentimientos y sentidos, jamás nunca separados sino unidos a través de la alianza de un cuerpo a cuerpo…tu cuerpo, el mío y la humedad del agua en un común y único recorrido…

Agua, caricias y besos…
Calidez, deseo, excitación y anhelos…
Agua, caricias y besos llenos de recuerdos, de humedades y cielos…los nuestros…

La humedad por dentro y por fuera se apodera de mi cuerpo y mi piel grita extenuada tu nombre, y así en una excitación con mezcla de lujuria y deseo, dejo que el agua me recorra, me llene y me colme como si con cada gota quisiera notar tu presencia con más fuego, quemándome con ella de fuera a dentro como si quisiera rememorarte, recordarte y no dejarte, ni un solo segundo fuera de los más íntimos de mis deseos…

Dejo que el agua se apodere de mi, como única constancia de tus ausencias suplidas con gozos de mi cuerpo en un éxtasis continuado con tan sólo un recuerdo y un anhelo…TÚ…y así, abro los ojos y te veo, te siento y te tengo, estás ahí en mi ducha, compartiendo mis más íntimos deseos, mis sensaciones de ti, por ti y nuestros cuerpos…no ha sido un sueño es una realidad, mi realidad…una ducha, el agua…TÚ Y YO…nuestro momento…


Controlia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...