martes, 30 de noviembre de 2010

ECHÁNDOTE DE MENOS...


Echo de menos tocar el cielo a tu lado,
echo de menos tenerte tan cerca que no me haga falta el aire al respirar,
echo de menos tantos sentidos elevados al máximo de los placeres...
echo de menos tanto sentimiento en cada palabra pronunciada, en cada frase, en cada conversación fluida que tenemos con un tono de alegría entremezclada con felicidad a raudales convirtiéndonos en los más...cómplices...

Echo de menos tantos momentos que apenas puedo recordar uno a uno y por separado, pues todos esos miles de recuerdos, nuestros recuerdos, se agolpan en mi mente para ser recordados y jamás olvidados...
Todos y cada uno de ellos ansían reproducirse en mi cabecita loca, por ti, claro...
Todos y cada uno de ellos desean repetirse una y mil veces y volver a tu lado y estar a tu lado y no moverme de ti...de tu cuerpo, de tu abrazo, de tu beso y de tu abrigo...ays, amor, cómo te necesito, cómo te echo de menos y cómo me faltas aunque esté siempre...contigo en la distancia...

Echo de menos el ver tus ojos y sentir en ello que me quieres hasta límites infinitos
echo de menos el observar en ti que me deseas,
echo de menos el tacto de tu piel cómo se entremezcla con la mía,
echo de menos los susurros a media noche,
echo de menos un te quiero en la madrugada y todos y cada uno de tus miles de besos que cubren y me recorren en cuerpo y alma...

Echo de menos tu sonrisa iluminada, tu boca suavecita que me besa cienes y cienes de veces sin descanso...una, otra y otra vez sin treguas, pausas ni esperas...aysss...cómo lo recuerdo y cómo me saben mis labios a tus besos...
Echo de menos tus caricias suaves, firmes que recorren mi cuerpo, palmo a palmo, dejando todo tu rastro...
Echo de menos tus abrazos de cariño, de amor, de entrega y de deseo enloquecido de un amor sin egoísmos, ardiente y puro que es este amor tuyo y mío...
Echo de menos tu deseo entregado en una desatada pasión mutua y buscada por rincones, momentos y anhelos de dos almas que desean no separar ni sus cuerpos, ni sus vidas, ni sus cielos y elevarse juntos a un mismo destino que les une y les separa sin sentido y con el que jugamos dándole pistas para unirnos en una vida, la nuestra y ser dos en uno y que jamás nos separe ni nos desaliente nada ni nadie en nuestro común camino...

Echo de menos, te echo de menos, echándote de menos con una sonrisa la más bella, la que me produce el saber que eres sólo mío y que en tu mente sólo habita mi recuerdo como en la mía que es toda tuya junto con mi alma, mi amor, mi cariño, mi entrega y todas y cada una de mis poesías...y sí, te echo de menos pero con risas, alegrías y sin tristezas ni llantos de melancolía pues eres mío cada amanecer y cada madrugada y aún tengo restos de tus esencias más secretas y calladas, me perteneces, soy tuya, ya lo sabes...desde mi mente hasta mi cuerpo y alma....





...No existe un momento del día, en que pueda apartarme de ti... Es que te has convertido, en parte de mi alma ...Más allá de tus labios, del sol y las estrellas...CONTIGO EN LA DISTANCIA...amado mío, estoy...

Controlia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...