martes, 29 de marzo de 2011

UN LUGAR, UN PUENTE...




Los puentes se han ido construyendo a lo largo de los tiempos para superar barreras, para atravesar lugares, para facilitar situaciones y para superar momentos, sean los que sean y cualesquiera que estos sean.

Pero un puente une dos puntos, un puente une dos estados, un puente une dos sitios; y los puentes son sin duda, un paso...el ir de un lado a otro y porque no, cambiar de una situación a otra o de una forma de ser o estar a una totalmente diferente.

Son obras de ingeniería magníficas, representan la grandeza, en ellos se ve algo inmenso, poderoso, un esplendor en la tierra de unas ideas en una mente humana plasmadas a nuestro servicio, al servicio de los mortales.

Pero un puente lejos de ser tan sólo una obra de ingeniería; un puente puede ser y resultar mágico, inquietante, misterioso, místico, poderoso, curioso, magnánimo...
Un puente puede tener un misterio cuando caminas sobre él; un puente puede rodearte con su misterio, puede rodearte con su inquietud y puede transportarte a otro mundo, incluso al mundo de tus maravillosos sueños con tan sólo el inquietante momento de cruzar por él, de recorrerlo.

Piensa que cuando comienzas a andar, piensa que cuando comienzas a caminar por él, por el puente, que es en ese momento tuyo y forma parte de ti, aunque sea mientras lo cruzas, hasta que te transporta; cuando sucede ese instante, puede que hasta crucial, a veces no ves ni observas la terminación, a veces no sabes cómo será el camino, a veces no sabes si está terminado, en obras o cerrado y alguna vez que otra puede que hasta no sepas qué te vas a encontrar...puede que misterio, puede que misticismo o puede que sólo sea un puente pasas de un lado a otro y sea todo un simple idealismo...

Te adentras a cruzarlo, comienzas a caminar, con pausa pero sin prisa, vives el momento de “cruzar el puente” o más bien “cruzar tu puente” y te dejas llevar por el misterio, y por las sensaciones que en ti acontecen, como si el hecho de cruzar ese tu puente fuera o fuese lo más importante e impactante que te pueda suceder.

Miras a un lado y otro del inicio de ese puente, y no sabes que hacer, cruzar o no cruzar...cruza, anda, camina...déjate invadir de esa inmensa obra de ingeniería; mézclate con ella, respira grandiosidad y déjate creer que eres como el puente único e inimitable y es un placer tenerte y descubrirte en un...camino.

En ese momento eres un alma hacia el infinito tu infinito,
En ese momento buscas aventuras.
En ese momento buscas placeres,
En ese momento vives misterios, vives alentado por triunfos, vives sobre llevando detrastres, vives saltando desafíos, vives apostando por imposibles y te sometes a pruebas una vez y mil veces para llegar al final del puente, de tu puente...
En ese momento, no hay marcha atrás comenzaste a cruzar, no hay errores o si,
En ese momento, atraes lo que en tu puente acontece, sea lo que sea...
En ese momento cruzas te lanzas y si cruzas bien y sino ya sabes quedan otros muchos e innumerables puentes, esas construcciones fantásticas que nos sirven para cruzar y deleitarnos de un modo u otro con un caminar, con un camino y a nuestro paso....puentes....





“Pisa fuerte al caminar y brillarás cada día más...crees tanto en mi que me ayudas a seguir...crees tanto en mi...que eres mi CIELITO...si,tú si”..




votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...