viernes, 13 de mayo de 2011

MELANCOLÍA......




Melancolía de lluvia tras los cristales...

La melancolía es un sentimiento producido por evocación de situaciones pasadas, en un pasado reciente o tardío, que nos producen cierta tristeza y añoranza por no vivirlas en nuestro presente, en la actualidad y, me atrevería a decir en el devenir de los tiempos venideros; esto es, eternamente.

La melancolía es un sentir a través de sucesos vividos y acontecidos que retornan y retoman a tu mente para producirte y hacerte exteriorizar sensaciones placenteras en un revivir de esos momentos que te sirven y son el instrumento para no echar de menos a nadie; pero sí, para necesitar-le.

La melancolía te produce un bienestar a través de rememorar recuerdos; al recordar y por recordar.

La melancolía, esa melancolía, mi melancolía...es un sentimiento a través de los sentidos, que embarga el alma, el cuerpo y que te ayuda a sobrellevar y sobrevivir, que te ayuda en el vivir de tus vivencias; en el pasar del tiempo en tu diario; en volver a revivir escenas de un pasado, que te produce una sonrisa; en un querer de una querencia exagerada en demasía por un amor infinito, a temporal e inaudito que nos reportan felicidad plena, felicidad inmensa y felicidad en un día a día...siendo y así es, la melancolía.

La melancolía da un sentido a nuestras vidas; un sentido a un sentimiento, o a varios, o a todos o a ninguno; una sensación en la piel que te la eriza, una sensación en la piel aterciopelada, que te la da brillo, viveza, frescor... la aviva en su color, en suavidad y así la hace inolvidable en su tacto y en su olor haciéndola suave y tersa.

La melancolía es un momento, una ilusión al rememorar y al resurgir y un estímulo para motivar un estado de felicidad, de complicidad, de paz y sosiego eterno, verdadero, duradero e inmenso cuan infinito sin espacios ni tiempos.

La melancolía un pensar en tu mente y pensamiento que ocupa y nos llega hasta el alma sin producir ni un lamento tan sólo a través de un latido de un corazón cuyo palpitar se acelera en el memorar del recuerdo melancólico, así es la melancolía.

La melancolía es un entresijo de nuestra mente, razón, corazón y alma; un compás que nos acelera en latir y un latido; un pensamiento que llega hasta un ahora, un presente y un segundo en nuestras querencias; un razonamiento de sin razones, de sin sentidos racionales y sólo con exaltaciones de sueños de aquellas realidades que nos llevan y nos traen por el vaivenear de los recuerdos y con sentimientos demasiado sentidos; un latido, un palpitar y un desatino que acelera y desacelera el corazón en un palpitar y un cúmulo de sensaciones motivadas por estímulos bien definidos, sucedidos y nunca jamás olvidados...es una sensación que emana, que nos deleita por todo nuestro ser en este alma, en un corazón y en una vida....

Melancolía, por no tenerte a mi vera
melancolía, por no sentirte más junto a mí
melancolía, por sólo intuir que estás aquí
melancolía, en todas y cada una de tus ausencias
melancolía, por mirarte a los ojos enfrente de ti,
si no es en todos y cada uno de mis silencios...
Melancolía, en los recuerdos que me acompañan
melancolía, en los restos que de ti hay en mi cuerpo
melancolía, en todo lo que de ti en mi prevalece y me acontece día a día...por eso y por todo lo demás...MELANCOLÍA...





“Lo mejor es perseguir y desear cosas imposibles; sueños visionados; realidades perpetuas... Luego, cuando ya no lo haces, la vida no tiene sentido”...


Wikio


votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...