domingo, 8 de mayo de 2011

Una historia distinta...diferente...




Para escribir esto, esta historia o gran historia; este relato y este cuento utilizaré varios instrumentos imprescindibles para relatos inolvidables, gente increíble y retazos de sueños que todos querríamos vivir y tener en nuestra existencia sin que por ellos pasasen ni espacios ni tiempos y que sobrevivieran en la mente de los protagonistas, en sus vidas, en su piel y en sus almas...

Para describir esto, utilizaré de pluma: mi alma...
Para describir esto, como inspiración será, un sentimiento...
Y como instrumento, todos y cada uno de mis sentidos...
Me asomaré a mi corazón y escucharé su palpitar haciendo caso inminente para el descifrar de todos sus latidos...
Y así esta historia será un encuentro, un caminar y un trasiego de almas gemelas cruzadas, encontradas o unidas por un sentido, por un sentir y por un sentimiento...
Y aquí os lo relato y cuento, como romántica y soñadora de todos los tiempos...

Dos almas viven sus vidas ajenos a sus existencias, a sus cruces y a sus encuentros.
De repente una esquina, un encuentro anhelado por dos vidas que la ilusión reinaba en sus adentros.
Dos miradas que se cruzan, por fin después de charlas, de complicidad, de momentos y de no prestarse atención, tan sólo por circunstancias semejantes y que no vienen ni a cuento.

Se...reconocieron y se amaron en ese instante y desde ese momento; ella sin saberlo, sin sospecharlo ni tan siquiera conocer de ese sentimiento, él la adoraba y no sabía ni el porqué, ni el cuando, ni el cómo, ni el sentido ni sentimiento.
Desde aquel instante sus vidas cambiaron, sus sueños se cruzaron y sus corazones se unieron en un mismo latido, en un sentir, en un palpitar que él no era sin ella y ella no existía sino por él.
Esa esquina de la sonrisa, les cambió la vida y no sabían de qué manera, o sí...y así, ella comprobó lo que es el amor, qué significa amar, qué significa echar de menos a alguien y lo que significa también...NECESITAR...
Al igual que conoció y supo lo que eran mimos, caricias y besos por amor, por amar y de verdad, con el alma en cada momento, en cada instante con un común cielo el de la complicidad hasta dando alas al amor y haciéndolo cuerpo a cuerpo.

Ella sentía diferente, era diferente, vivía diferente y se convirtió en una mujer con tan sólo unas palabras, hechos y circunstancias realizadas con un motivo un porqué y a tiempo, “todo tiene un motivo, nada sucede por azar”.... y a través de vivencias, de consejos, de mimos, de llantos, de penas, de lágrimas, de alegrías y sin ningún lamento aprendió a vivir su vida y ser feliz por el presente por lo que tenía y no en la incertidumbre de los anhelos.

Y así sentían, eran y se decían miles de cosas;
Y así miles de sentidos afloraban de sus adentros;
Y así eran pobladores de miles de sentimientos, para ella desconocidos nuevos que le daban sin apenas darse cuenta una estabilidad emocional, necesitada para las almas y el devenir de los tiempos, de su propio y único tiempo.
Él era un habitante privilegiado de su corazón inmenso, lleno de ternura y amor, de sonrisas, de felicidad y de destellos.

Su gratitud era tan inmensa por el amor que le procesaba, por escucharla, mimarla de manera increíble que la ayudó sin interés, sin egoísmos y sin falacias.
Eran dos seres especiales, inmensos y de gran valía como personas, como corazones solitarios que el destino les unió y les reconoció en rebeldía.


Eran seres muy especiales; y aunque no es quizás su momento, ni su vida para unirse eternamente pues aunque no estén juntos, unidos por segundos, ni instantes; si están juntos en su historia, en esa que viven en la que se sienten muy muy cercanos; pues sí, se echan mucho de menos; pero bueno es así y les encanta vivir y ser felices y aunque a veces les falte, nunca olvidan que siempre están...CONTIGO EN LA DISTANCIA...

Cada día que pasa se echan más de menos, se hacen más falta para todo lo que día a día hacen y viven.

Saben que son, sin duda alguna lo mejor que les ha sucedido en sus vidas, el conocerse y el tenerse “a su manera” es lo mejor de sus vidas, lo mejor.

Y aquí la escribiente, la relatadora de sueños, de realidades, de fábulas y de cuentos, podría estar escribiendo sobre este gran amor puro e intenso horas y horas sin cansarme.
Pues un amor así en el que se da tanto, de manera tan desbordante y que sobrepasa los límites de la historia a través de tiempos memorables, románticos eternos e infinitos sin caducidad, ni finales imperfectos.
Un amor en el que se enseña sin importar un lloro, pues es un lamento pasajero; un amor en el que cada consejo es un tesoro, cada conversación, cada complicidad, cada segundo vivido en prosa o en verso en inimitable, es tan único y verdadero; que la escritora, vive mientras relata un verdadero cuento de hadas pero en la tierra, sin volar y aprendiendo de ese relato que es el amor más verdadero.






Nada sucede por casualidad, todo tiene una razón de ser, un porque...todo sucede por algo y cuando te encuentras a alguien en tu vida en un momento concreto siempre hay una razón; tú eres mi razón, mi porqué, mi momento, mi instante y esto te lo dedico a ti; por estar ahí siempre a mi lado, a mi vera y por ser un ser no sólo excepcional sino alguien indescriptible y maravilloso para mí...




Wikio


votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...