martes, 24 de abril de 2012

DE ANIVERSARIO...




Cuando comencé a preparar esto, estaba ilusionada y con unas ganas enormes de volver a reunirme con mis niñas después de tantos años.

A muchas las veo a menudo por aquí, hablamos, cuatro cosillas y poco más.

Era el momento idóneo para reencontrarnos y hablar y recordar todo lo vivido durante esos años que para mi significaron mucho, fueron sin duda, los años más bonitos en la infancia de una niña feliz.

La niñez es el periodo más importante para un niño, y para mi aquellos maravillosos años, fueron eso, maravillosos sin más.
Con las únicas preocupaciones de llevar nuestra carpeta y estuche a juego de “tarta de fresa” o de “bobby & kate”...esas gomas de borrar perfumadas, que parece que aún tengo aquí presente el olor a fresa...mmm...

Esas eran nuestras preocupaciones, bueno y estudiarte esas largas listas e interminables de vocabulario de francés de nuestra hiperactiva “señorita Amparo” que llegaba desde primera hora con sus mil y un papeles los extendía por la mesa y en aquella E.G.B. nos enseñó, a mi, el placer de leer, la lectura de los clásicos.

Y la “señorita M.Carmen Loro” que nos enseñaba con esmero además de las clases de sociales, el ponerte derecha, el cuello de la camisa, la chaqueta niña, póntela bien, pero eso de ponte derechita, era constante.
Pero esos fueron los últimos años que junto a nuestra querida Hna. Domper que nos hacía estudiar lo que no está escrito, con sus exámenes sorpresa y la manía de bajarte la nota para que estudiases más; nos enseñaron valores que hoy en día agradezco, las semillas de grandes mujeres en las que nos hemos convertido, se sembraron allí en ese colegio de monjas al que asistiría una y mil veces, más sin pensármelo.
Nuestra infancia fue memorable con nuestras monjas, la Hna. Marina...la Hna. Antonia luego la Srta. Marisa, hoy ya monja; la Hna. Gabriela, Hna Beatriz, nuestra Srta. Guadalupe, que nos vigila y mima desde el cielo...la Srta. Toni...estuvieron en nuestro parbulario y los años de E.G.B.; ese sistema educativo donde se aprendía!!!!

Y los últimos años fueron de Hna.Domper, Srta. Mª Carmen y Srta.Amparo...con la inestimable colaboración de la Srta. Esperanza que me decía que me moviese más, que corriera y no sólo moviese la coleta...je,je y la Hna. Josefina que nos enseño a solfear que sólo aprendieron unas cuantas y el resto hacíamos play-back, que era lo que se llevaba entonces...

Cada una de ellas fue dejando en nosotras un granito, de educación, principios morales, éticos, normas de saber estar y sobre todo de ser...todo eso y cada una de mis compis se lo agradeceremos siempre.

Y claro, todas y cada una de ellas han hecho de nosotras unas mujeres que, las habrá mejores pero nosotras no estamos nada mal...

La ilusión de todo esto no ha sido esfuerzo, mi dedicación desinteresada se vio recompensada cuando el día 21 de abril iban llegando todas y cada uno de ellas, esas caras de felicidad, de asombro por encontrarnos, por ver qué aún somos esas niñas de antaño pero maquilladas y monísimas todas; pero las facciones de la cara eran las mismas y nuestro yo más auténtico, también...no hemos cambiado, seguimos siendo las mismas!!!

No me había reído tanto hacía mucho tiempo...ni llorado y emocionado y mereció la pena esa convivencia en el colegio, en “nuestro cole” esa oración y posterior visita a las clases y volver a ver lo que quedó de aquel viejo esqueleto con el que aprendimos los huesos y músculos, las tarimas donde decíamos la lección, los pupitres donde aprendimos nuestras primeras tareas y miles de deberes y ese salón de actos inmenso que vimos que era pequeñito, pequeñito...y en él era donde nos disfrazábamos de pastoras, punkis, ratitas y bailamos “a las pobrecitas mayas”...y al final de todo eso nos quedó ese maravilloso mes de mayo con los cantos a María y el himno de Extremadura cantado en la semana de nuestra semana...

Todo mereció la pena y ver a mis niñas, más...ese día permanecerá en mi memoria por siempre y para siempre y ellas están todas y cada una de ellas en mi corazoncito...


Dedicado a todas las maravillosas educadoras que tuvimos en esos años...
Dedicado a nuestra “señorita Guadalupe”, por ser el ángel más estupendo que nos observa desde el cielo...
Dedicado a todas y cada una de mis compañeras de colegio, con las que crecí y que he vuelto a ver...y, somos las mismas!!!!!
Y a ese colegio maravilloso que nos dio y enseñó, inculcándonos todos y cada uno de nuestros valores....

Gracias a las dos promociones 86 y 87, fue genial volver a estar juntas.

Un fuerte abrazo a todas....Estrella...







Wikio
votar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...